La Historia de Dra. Harmony

¡De nuestra familia a la suya!

En el año 1991…

Christopher, el hijo de la Dra. Harmony, fue diagnosticado con una infección de oído. Durante los próximos 6 meses los doctores le dieron varios antibióticos y ninguno de los antibióticos funcionaba. De hecho, el último antibiótico que se tomó le hizo vomitar con violencia. En este momento ella pensó, “ya basta, es demasiado”.

Pero Harmony no tenía ni idea de dónde ir o cuales otros soluciones eran disponibles. En ese momento, estaba trabajando por la empresa de servicios públicos más grande en la región sureste de los estados y creía que estaba en la vía rápida al éxito en la América Corporativa con su diploma universitario en Estudios Internacionales.

Pero mientras que observaba la salud de su hijo deteriorarse, ella finalmente se acordó de un medico naturópatico que vivía en Georgia, el Dr. Berryhill. Harmony visitó Dr. Berryhill y él recomendó velas para oído. Debido a su ignorancia y falta de educación de salud natural, a Harmony le pareció una idea muy extraña, pero no tenía nada más que podía probar. ¡La idea de encender una vela y ponerla en el oído de su hijo no tenía sentido!

Sim embargo por la desesperación que tenía, se fue a una tienda de alimentos y salud natural y se compró velas para oído. Usaba 4 velas en el oído de su Hijo mientras que miraba “The Little Mermaid”. Mientras que usó las velas en Christopher él se convirtió más y más relejado, se dio cuenta que las velas no fueran causando más dolor a su hijo y sin cuestión le dieron alivio y confort. De hecho que él nunca tuvo otro infección de oído era bastante prueba para ella.

Durante ese tiempo, el Dr. Berryhill llamaría Armonía y animarla a “hacer las velas del oído y los venden.” Se comprometió a enseñarle lo que sabía cómo se le había formado en la Academia Royal de Londres y, como cuestión de hecho, Dr. Berryhill, es parte del linaje de ser médico de la Reina. Harmony siguió su consejo y conocimiento, y creó su primera vela del oído en 1991.

Coincidentemente, ella había empezado a trabajar con la industria de Comida Natural y Saludable en el proyecto DSHEA en Georgia. Esta fue la Ley de Educación para la Salud de los Suplementos Saludables y era extremadamente crítico en la protección de sus suplementos en los Estados Unidos. Mientras que Harmony no sabía mucho acerca de la industria de la salud natural, ella sabía que la gente tenía derecho a elegir su propio asistencia médica – ya sea la medicina alopática o que si sea opciones de salud natural.

harmony-cone-ear-candlesBajo la dirección del Dr. Berryhill, ella comenzó a vender las velas del oído en el año 1992 y ella lo disfrutó mucho conocer a la comunidad la comida y suplementos naturales locales. Debido a su trabajo con DSHEA, ellos le dieron la bienvenida con brazos abiertos y recibieron sus velas del oído y su historia con una corazón abierto. Harmony viajaría con su familia haciendo educación en casa, tomando excursiones y visitando las tiendas de alimentos naturales en Georgia, Florida, y Tennessee. Ella está muy agradecida de que su familia fue capaz de crecer juntos, descubriendo la comunidad de la salud natural, durante que trabajaban e hicieron su escuela juntos.

Harmony compartió sus velas con sus amigos, parteras y comunidades locales, siempre sorprendido por los efectos profundamente relajantes en las familias. Más notable fue la incrementación de la salud cuando se usaron las velas del oído cuando el cuerpo estaba bajo situaciones de mucho estrés.

Durante ese periodo, Harmony también eligió a volver a la Universidad para obtener su Maestria y su Doctorado en Ciencias de la Salud Natural. Su rendimiento académico final fue su tesis sobre las velas del oído que reveló muchos de los conceptos erróneos de las velas del oído. Esto ayudó a hacer el camino para la educación adecuado sobre el uso de las velas del oído, así como sentar las bases de todo el mundo para la clasificación correcta para las velas del oído. Las velas del oído no son un dispositivo médico. Son fines de relajación para las tensiones del cuerpo.

Mientras que el base de clientes de Harmony se creció, ella sabía que no podía continuar con la fabricación de las velas por solo, mientras que educó a sus hijos en su hogar. Todas las noches su familia tendría que hacer velas del oído y sabían que necesitaban ayuda. Harmony fue a su comunidad local de familias de educación en casa y les ofreció puestos de trabajo a las familias que educan en casa y, en particular, a las madres solteras. Siendo una madre soltera por un tiempo, Harmony de verdad quería ayudar a otras madres solteras así que que ellos también pudieran quedarse en casa con sus hijos y verlos crecer.

Eventualmente el equipo de Harmony se creció a incluir a los Indígenas Americanos, las personas con discapacidad y sus ancianos. Harmony había aplicado los principios de Comercio Justo antes de que se hubieran desarrollado en el mundo de mercadeo. Trabajando con las personas con necesitados, proporcionando capacitación, horarios y cuotas flexibles, ella básicamente permito que cada familia pudiera moldear su propio horario. Ella fue capaz a crecer a ser la compañía más grande de velas del oído hechas a mano en el mundo. Hasta hoy en día, en las oficinas de Harmony Cone, es nuestra sala de educación que ofrecemos a nuestras madres solteras que hacen educación en casa con sus propios hijos.

Durante los primeros años de Harmony Cone Velas del Oído, Harmony quería neutralizar su huella de carbono en la tierra. En sus 20 acres, su familia fue capaz de generar su propia electricidad para ellos mismos y para Harmony Cone. Usando menos de un acre para hacerlo, fueron capaces de proteger lo demás del terreno, los árboles y los animales de la deforestación. Harmony y su familia también comenzaron a hacer un jardín orgánico y han crecido hasta 40 diferentes tipos de hierbas, y muchas variedades de verduras y frutas. Ser capaz de ensenar a sus hijos la importancia del planeta, la tierra y nuestra relación con el ha sido muy gratificante para ella. Incluso a sus hijos, que sigan cortando madera para mantener la casa caliente en el invierno, comprenden y respetan la relación entre el árbol caído que la tierra ha dada y las estufas que los mantienen cómodos durante el invierno.

Durante los próximos años, Harmony y su esposo continuaron haciendo cambios a sus velas del oído que mejoró la seguridad y eficacia de ellos. Ellos fueron los primeros en envolver sus velas dos veces, con una punta cómodo. Fueron los primeros en los EE.UU de utilizar una etiqueta para indicar cuando uno debe apagar le vela. Para garantizar la seguridad de sus velas, fueron los primeros también para implementar una punta de seguridad patentada en los EE.UU que también acelera el vórtice dentro de la vela. Asi que la educación era muy importante a Harmony, su esposo y su familia crearon el primer video en línea mostrando la técnica adecuada y seguro para el uso de las velas del oído. Su sitio en línea sigue siendo el mejor lugar para la educación, la historia y la eficacia sobre velas del oído.

En una búsqueda sin fina para encontrar las mejores materias primas para hacer sus velas a mano, la Dra. Harmony encontrar una familia con una historia de su propia historia. Appachi Cotton, ubicada en India, estaba sufriendo de los pesticidas y las semillas transgénicas de Monsanto. Sus terrenos, negocios y, más importante de todos, sus familias eran siendo destruido. Appachi Cotton decidió que ya era suficiente, no iban a tomar esto. Comenzaron a unirse con otras familias locales, agricultores y tejedores para recuperar el control de su tierra, su historia y su algodón. Con el paso del tiempo, se convirtieron en ser sostenible, restauraron la tierra y sus animales, y se convirtieron en una granja de Tela de Algodón Orgánico Certificado. En 2011, Harmony y su esposo decidieron comprar la totalidad de su algodón de la comunidad que es Appachi Cotton. En 2012, Harmony y sus familias produjeron la primera y única vela del oído de Tela de Algodón Orgánico Certificado en todo el mundo.

Las velas Certificados Orgánicos, Sostenibles y basadas en Comercio Justo de Harmony también han sido aprobados por los órganos correspondientes en los siguientes países: Australia, Brasil, Costa Rica, Colombia, la Unión Europea, y están trabajando para obtener la aprobación de la FDA.

En el año 2010, la FDA emitió 17 cartas de advertencia a diferentes empresas de velas del oído. En esta época, la FDA se centró en las empresas más grandes y pidió asentamientos bajo el disfraz de violaciones del GMP. Ya que Harmony no tenía violaciones bajo el GMP, se negó liquidar y en su lugar, Harmony y su esposo han dirigido un pleito contra la FDA que los llego hasta la Corte Suprema y ahora se ha convertido en una Petición Ciudadana. Como con la DSHEA, la pasión y compromiso a la libertad de Harmony sigue siendo siempre diligente.